Marny, Paloma y Pelayo nos cuentan su experiencia en el training course “Practice in Reality – PM Laboratory” en el que participaron en el mes de enero (de 2017). No todo cumplió sus expectativas, pero gracias a ello Ye Too Ponese participa como socia en un nuevo intercambio juvenil en Bulgaria, y estamos gestando un nuevo intercambio en Avilés… os iremos contando!

foto2

 

¡Hola! somos Paloma, Pelayo y Marny; aventureros, bohemios, inquietos, ambiciosos y viajeros… cosas que nos han llevado a ser  participantes del curso “Practice in Reality- Project management Laboraty”. Cuyo objetivo principal era aprender cómo desarrollar un proyecto y llevarlo a cabo posteriormente, además de conocer “partners” con los que realizar esos proyectos.

Nuestra aventura comenzó el domingo 8 de enero en el que por fin, después de un largo viaje, llegamos al local de la asociación “Arco” en Wiesbaden, una ciudad situada al suroeste de Alemania conocida por sus baños termales. Por desgracia entre nuestras actividades no se encontraba la visita a uno, otra vez será.

Una vez instalados en un hostel a las afueras de la ciudad, poco a poco fuimos conociendo a los distintos participantes que venían de distintas partes de Europa: Georgia, Armenia, Azerbaiyán, Ucrania, Bulgaria, Transilvania, Italia, Francia, Alemania, Polonia y Chipre.

foto3

A lo largo de esa semana, todos y cada uno de los participantes, algunos con conocimientos bastante básicos y otros con una gran experiencia y profesionalidad en el campo de Erasmus +, fuimos trabajando en equipo para aprender a desarrollar ideas. Nosotros, pertenecientes al primero de estos grupos, nos iniciamos en el mundo de la planificación, la tan temida burocracia, y la ejecución de proyectos como en el que, paradójicamente, estábamos participando. Pero no todo es trabajo y caras serias, también vivimos intensas tardes-noches de “afterwork” entre cervezas (qué si no) forjando grandes amistades, actividades locales, y en la noche intercultural en la que presentamos nuestro país, aunque debemos reconocer que en realidad somos de la Tierrina y sólo mostramos las maravillas que se encuentran dentro de las fronteras asturianas.

Si bien es cierto que tuvimos que pelear contra (y con) la nieve, y ciertos problemas de organización, esta experiencia nos ha aportado muchos conocimientos, aventuras y amistades geniales difíciles de olvidar.

foto1

Compartir ésta información