El día 23 de Julio cogimos un autobús, un avión, otro autobús y luego otro. Por fin, 26 horas después, llegamos de noche a un castillo en medio del bosque en lo mas remoto de Letonia. Así comenzaba nuestra experiencia en este proyecto de Erasmus+ junto a 5 participantes de Eslovenia, 4 de Grecia y 6 de Letonia.

El castillo tenia mucho encanto, era todo de madera por dentro, parecía que estuviésemos en un cuento o en el mismo Cluedo.

Aquí pasamos por experiencias como la de asistir a un concierto de flauta y piano o la de inspeccionar el lugar como exploradores siguiendo un mapa con algunas pruebas que teníamos que realizar en lugares específicos. No entraba en los planes escalar un viejo molino de piedra, pero Jure (Eslovenia) se puso a ello como si de una prueba mas se tratase.

Los alrededores eran muy verdes y al final del jardín había un precioso lago donde hicimos una hoguera por la tarde. Allí estuvimos ocupados con juegos alrededor del fuego hasta bastante tarde al mas puro estilo campamento americano con salchichas y marshmallows.

En este lugar nos conocimos todos e hicimos actividades de participación social e incluso teatro de improvisación.

Nosotros aprendimos y mostramos a nuestros compañeros lo que es el artivismo (http://www.mastazine.net/) y de ello salio una actividad muy guay que llevamos a cabo días después en Riga.
Colgamos candados de papel plastificado por los puentes de un famoso parque (Bastejkalna) donde es usual que parejas dejen los típicos candados románticos como los de París. Todo a favor de una ley que permita el matrimonio entre parejas del mismo sexo apoyando al colectivo LGTBQ de Letonia. Fue sensacional ver la cara de la gente al leer que en los candados había nombres de parejas del mismo sexo. ¡!Super gratificante trabajo!!

En Riga, además de esto, tuvimos la suerte de conocer una casa de cultura independiente con una decoración muy peculiar donde nos hablaron de proyectos como rescatar casas abandonadas para rehabilitarlas con fines culturales. Por ultimo dimos una vuelta turística para conocer la ciudad guiados por nuestros compañeros letones y la lluvia.

Por fin llegamos a Aluksne, no sin antes parar en un lugar mágico con un paisaje espectacular donde pudimos disfrutar de una típica sauna letona. Las propietarias, unas señoras muy majas, fueron las que nos estuvieron asistiendo en la sauna; con unos ramos de hojas de roble y abedul nos daban por todo el cuerpo.

Que energía tenían las mujeres. Y como quemaban los ramos!!!

Así que cuando salimos de la sauna fuimos corriendo a bañarnos a un lago con un agua helada.

Un baño muy gratificante y una experiencia indescriptible el como se queda el cuerpo tras realizar esta especie de ritual.

Ahora estamos en Aluskne donde, además de conocer su bar, estamos realizando actividades en el centro de la juventud Pa Galms. Aquí hemos preparado un picnic para los habitantes de la ciudad/pueblo donde les dimos a conocer nuestra tortilla de patatas gigante (con la cual arrasaron), actividades como living library, pinta caras, posters de Loesje… También hemos rodado un corto promoviendo el uso responsable de las redes sociales. Ah si, y también vamos a ver un concierto de Bonnie M!!

http://publications.mcgill.ca/reporter/2012/01/living-library-event-inspires-human-books-to-tell-their-stories/

Celia, Cris, Pablo y Carlos.

peanut

Compartir ésta información