Ayer pasamos la mañana aprendiendo junto a los y las enfermeras y médicos y médicas residentes en rotación en el Observatorio de Salud de Asturias.

Comenzamos compartiendo nuestros sentimientos al participar en eventos facilitados de forma horizontal y participativa, continuamos con un Café del Mundo en el que construimos las bases para facilitar procesos de trabajo de forma colaborativa y terminamos profundizando en técnicas de investigación cualitativa con casos prácticos de las Mesas Intersectoriales y Consejos de Salud que dinamizamos.

Nos encantó la visión colectiva de la facilitación que construimos entre todas  y la creatividad y capacidad de injertar técnicas para lograr los objetivos buscados de las y los residentes. Tener espacios para compartir de esta manera inspira y nos llena de fuerza para continuar apoyando procesos de cambio colectivo y, en este caso, de salud comunitaria. ¡Somos muy afortunadas!

 

Compartir ésta información