Ha llegado el mes de octubre, y con él el frío, hasta ahora la verde Eslovenia está cambiando de color, se acabaron los talleres cerca del río y los festivales a aire libre, la ropa de tirantes y los maravillosos helados artesanos. Ahora es tiempo de hacer otras cosas, cocinar, jugar a las cartas, hacer calceta o comprar el mejor calzado a la espera de las primeras nevadas, y no, no estoy melancoholica al revés, ahora se encienden las calderas y “we are on fire” porque en el centro juvenil y cultural de Metlika empieza la nueva programación para este curso con mis clases de español y los talleres de arte, el calendario de actividades y eventos está a tope. Aquí os de dejo un par de fotos como muestra de las actividades.

Compartir ésta información