El 21 y 22 de octubre, realizamos unas jornadas de formación en el hotel de asociaciones de Santullano. Fueron muy interesantes las ideas compartidas por el grupo de más de 20 personas  edades y experiencias vitales muy diversas.

Reflexionamos sobre nuestras experiencias laborales y nuestras expectativas para el futuro, las hojas de nuestro árbol, investigamos las competencias que ya forman nuestras ramas y aquellas que necesitamos desarrollar, así como las redes de contactos que pueden ayudarnos a obtener frutos en nuestra la búsqueda de empleo y exploramos nuestras raices, que represantan las experiencias de aprendizaje de distintos ámbitos de nuestra vida. Recordamos los factores ambientales que influyen en nuestra búsqueda de empleo, ya que aunque sean externos a nosotras es importante  saber cómo nos afectan y cuáles son sus causas. Además, pensamos en distintas maneras de iluminar y visibilizar ante posibles empleadoras nuestras experiencias y competencias , desde las más clásicas y formales hasta las más modernas y creativas. Y para terminar compartimos diversos recursos (formación, movilidad, voluntariado, fuentes de información…) que pueden fertilizar nuestro árbol, aportándonos experiencias interesantes y ayudandonos a desarrollar nuevas competencias.

Esperamos que esta semillita formativa, con tiempo, agua y sol, se desarrolle y dé fruto en ese delicado cultivo que es encontrar empleo.

Compartir ésta información